Nicholas Goodhue


es un artista multidisciplinario con sede en Waltham, originario de Bridgewater, Massachusetts. Su práctica se basa en experiencias personales y explora la niñez en relación con los suburbios estadounidenses, abordando temas recurrentes de privilegio, masculinidad tóxica y abuso de sustancias. Obtuvo su Licenciatura en Bellas Artes en Educación Artística en el Massachusetts College of Art and Design en 2016 y su Maestría en Bellas Artes en Artes de Estudio en el Maine College of Art en 2022. Nicholas ha expuesto su trabajo en exposiciones colectivas en galerías de la zona de Boston, incluida la Fountain Street Gallery en el distrito de arte SOWA de Boston, y fue artista residente en la School of Visual Arts en el verano de 2022. Nicholas es tanto un artista en práctica como un educador de arte, y ha estado enseñando en la McDevitt Middle School de Waltham durante los últimos 5 años.


Brooke Adams


es una artista y educadora que utiliza la narración de historias para el cambio social. Con experiencia en arte visual, fotografía y escritura, Brooke combina estas prácticas con una mente curiosa y un espíritu aventurero. Originaria de California, EE. UU., Brooke descubrió el poder de la narración de historias mientras estudiaba en Sudáfrica. Después de cinco años trabajando en educación para la salud en África subsahariana, Brooke ahora dedica su tiempo a enseñar a jóvenes adultos el poder de sus propias historias.


Wesley Alvarado


es un artista salvadoreño-estadounidense, criado en South Central LA y residente en Washington DC, con formación como arquitecto. Alvarado se graduó del Boston Architectural College en 2019 con una licenciatura en Arquitectura. Ha trabajado simultáneamente en varios despachos y en una amplia gama de proyectos, desde viviendas hasta estaciones de transporte y restaurantes. Actualmente trabaja para una firma de arquitectura en DC diseñando espacios de hospitalidad. Como artista, Alvarado trabaja en una variedad de medios. Sus obras tridimensionales están enraizadas en objetos encontrados que son táctiles, desgastados, imperfectos y envejecidos; generalmente comienzan como experimentos de unión de materiales, una curiosidad juguetona, que eventualmente encuentran su camino y propósito.